# HOLA INCONSIENTE !! SEAS BIENVENIDO A MIS HUESTES !

viernes, 4 de abril de 2008

Los chetos: los mas odiados (y los mas odiosos...)

Preguntando, preguntando todo llega a una conclusión.
Y preguntando también te podes comer una piña.., o no?, Don Cheto.
El 99 por ciento de la juventud Argentina detesta a los chetos. Algunos simplemente con no verlos se conforman; otros, a contrario, los persiguen, los linchan y los cagan a piñas.
Como reconocer un cheto en cualquier parte (algunas pautas para reconocerlos):
- Bue.... ya son llamativos...
- Se ponen vinchitas, colitas y un corte todo desmechado que te hacen creer que nunca se peinaron en su vida.
- Usan remeras y en algunos casos extremos pantalón con corte de mina lo cual tenes que verlos dos veces para saber que sexo es. (algunos directamente son hermafroditas)
- Si alguna ves tuviste oportunidad de hablar con unos de estos seres o te contaron generalmente te hablan mitad castellano, mitad yanqui no obstante lo cual no se les entiende ni medio.
Si nos ponemos a pensar por lo menos 3 o 4 segundos los mas odiados por las tribus urbanas son ellos (los chetos, boludo, de que estamos hablando si no...).
Los rockeros los detestan, los cumbieros quieren cagarlos a piñas, y los skinheads los quieren quemar vivos, dando pocos ejemplos. Los únicos que los bancan son mami y papi; papi dueño de una empresa y mami mantenida.
Un anónimo me acaba de mandar esta carta para que sea leida por todos los de esta y anterior generación, ya que siempre existieron:
"los chetos son por lo general estúpidos, se creen que se las saben todas se hacen los vivos en grupo, se peinan y visten como putos! , hablan como si fueran de chetolandia que no existe osea son terribles losers!. No todos son iguales pero la gran parte son re pelotudos".
Por eso, si no te gustan los chetos no vayas a barrios como: Palermo, Recoleta, Belgrano, o mejor.... encerrate en tu cuarto y no respires... hasta morir... porque en cualquier parte del mundo están ellos y creo que por eso estamos acá, para aprender a convivir hasta con el hijo de puta que no te bancas en esta puta sociedad, y como dice D' elia, con la puta oligarquía, tenes que aprender a bancarte como los soretes te caen de punta a la cabeza y en malos casos en todo el cuerpo.
(si no te gusto esta nota deja tu comentario que te lo respondo)
Publicar un comentario en la entrada